You are viewing this site in staging mode. Click in this bar to return to normal site.

Historia

Charlotte Rhys – Nuestra Historia

Charlotte Rhys fue fundada en 1999 en Sudáfrica, por los socios Janet Rhys y Shaun McDermott, con un único producto que marcó el comienzo de una increíble historia de éxito.

Su objetivo era crear una sofisticada y lujosa línea de baño y cuerpo para cada estilo de vida que se asemejara o superara a las mejores marcas internacionales. La experiencia de ambos en el sector de lujo y ventas al por menor, sumada a la pericia de McDermott en química cosmética y farmacéutica, pronto lo hicieron realidad. Hoy en día, gracias a la dedicación, la visión y el ingenio creador de sus fundadores, la marca está firmemente arraigada como la principal marca de lujo de Sudáfrica. En cuestión de doce años, la marca pasó de ofrecer un solo artículo a ofrecer más de cien productos de lujo y primerísima calidad, con una presentación elegante y distintiva. La empresa tiene su propia fábrica vanguardista in Ciudad del Cabo, y su compromiso con el desarrollo de habilidades y prácticas laborales justas ha dado lugar a un personal especializado y una gerencia media calificada proveniente de comunidades sudafricanas antes desfavorecidas. Sin comprometer su nicho en el mercado como principal marca de lujo del país, las formidables políticas ecológicas de la empresa promueven la protección de recursos naturales y el desarrollo sostenible, buscan reducir el impacto negativo en el planeta e integran la concientización ambiental a su estrategia de negocios.

Charlotte Rhys – Nuestra Filosofía

La innovación es nuestra inspiración, y la exclusividad, la llave del éxito de nuestros productos. Nos hacemos plenamente responsables y defendemos todos nuestros productos y fórmulas, implementadas rigurosamente de acuerdo con nuestros tres pilares: calidad, servicio y disponibilidad. Todas las fórmulas se conciben de acuerdo con los siguientes criterios: ecología, seguridad, eficacia, sostenibilidad y comercio equitativo. Procuramos utilizar ingredientes y envases amigables con el medio ambiente, de origen sudafricano, y obtenidos a partir de recursos sostenibles.

Charlotte Rhys - Nuestras credenciales verdes

Lujo con mucha conciencia. Beauty Without Cruelty

Sin comprometer nuestra posición en el mercado como principal marca de lujo, tenemos una política ecológica estricta que promueve la protección de recursos naturales y el desarrollo sostenible, a la vez que busca reducir el impacto negativo en el planeta. El poder de la naturaleza es nuestra inspiración, y constantemente mantenemos un equilibrio justo entre la tecnología de avanzada y la naturaleza. Desarrollamos la totalidad de nuestras fórmulas en nuestra fábrica en Ciudad del Cabo, utilizando ingredientes naturales, orgánicos y botánicos (muchos de ellos exclusivos de África) de conformidad con los más altos estándares internacionales de calidad y las prácticas admitidas.

  • Todos nuestros productos son biodegradables. Los recipientes están compuestos en un 70% de materiales reciclables.
  • Todos nuestros productos están exentos de químicos perjudiciales o tintes, incluidos el SLES, los parabenos, los productos derivados del petróleo, la parafina líquida o jalea de petróleo, los PEGS (polietilenglicoles), productos animales o derivados.
  • Todos los ingredientes utilizados en nuestros productos son naturales, botánicos u orgánicos. La responsabilidad ambiental y la sostenibilidad son para nosotros los criterios más importantes a la hora de seleccionar materias primas. Empleamos muchos productos presentes en toda África, como el aceite de semillas de baobab, el aceite de semillas de melón de Kalahari y el rooibos verde orgánico. Nuestros proveedores de estos preciados aceites africanos son empresas que cumplen con estrictos protocolos de sostenibilidad y comercio equitativo. Los materiales provenientes de plantas indígenas se obtienen exclusivamente de cadenas de suministro éticas y de cosechas silvestres sostenibles de productores primarios, protegiendo activamente la biodiversidad.
  • Nuestros productos acreditados por Beauty Without Cruelty cumplen con las exigencias éticas de nuestros clientes, sus altos estándares y expectativas de sofisticación, lujo y calidad. Nos enorgullece ser el único fabricante sudafricano de productos para hoteles en haber recibido dicho valioso respaldo, una garantía de que ninguno de nuestros productos ni sus ingredientes ha sido probado en animales.
  • Acatamos la legislación ambiental pertinente y procuramos apoyar el comercio ético y equitativo y las prácticas socialmente responsables.